Descubre (de una vez por todas) en qué orden se aplican las cremas

Por fin has encontrado los mejores productos para tratar tu tipo de piel y tus necesidades específicas, pero sigues haciéndote un lío con el orden de los pasos de la rutina de cuidado facial. ¿Te suena?

Tónico, sérum, fotoprotector… con tantos productos para mimar la piel, es normal enredarse al principio y no tener claro en qué orden se aplican las cremas y tratamientos. No caigas en la tentación de aplicarlos de cualquier manera, ya que seguir una rutina con pasos bien definidos te permitirá obtener los mejores resultados y aprovechar al máximo las propiedades de cada producto.

En este post, te contamos cuáles son los pasos de la rutina perfecta.

Empieza por los productos más ligeros 

Antes de aplicar cualquier producto sobre la piel, es importante limpiarla bien. Un truco sencillo para saber en qué orden se aplican las cremas y demás productos es fijarse en la textura: empieza por los productos más ligeros y de consistencia más líquida.

Después, puedes pasar a los tratamientos más densos o cremosos. Si lo haces al revés, las cremas más densas impedirán que los productos ligeros penetren bien la piel, por lo que se reducirá su eficacia. Y recuerda: no olvides ponerte protector solar antes de salir de casa durante el día, sea verano o invierno.

Pasos de la rutina facial de día

1. Limpiador

Empieza tu rutina matutina limpiando el exceso de sebo secretado por la piel a lo largo de la noche, así como los restos de los productos que aplicaste la noche anterior. Si tienes la piel sensible, opta por un limpiador suave, como un agua micelar que limpie, tonifique e hidrate la piel en un solo paso, y la prepara para los siguientes pasos de la rutina.

2. Contorno de ojos

La piel del contorno de ojos es más fina que la del resto del rostro, por lo que merece una atención especial. Aplicar una crema para el contorno de ojos por la mañana te ayudará a reducir la hinchazón característica de las primeras horas de la jornada y a mantener la zona hidratada durante el resto del día.

3. Sérum

La piel está expuesta a radicales libres durante todo el día, que pueden dañar las células cutáneas y acelerar el proceso de envejecimiento de la piel. Utilizar un sérum antioxidante te ayudará a proteger la piel de los agentes externosSuelen ser de textura ligera y tienen una concentración muy alta de ingredientes activos, así que aplicarlos directamente sobre la piel limpia y seca permite aprovechar al máximo sus beneficios.

4. Crema antiedad

Después de aplicar el sérum y el contorno de ojos, dale a tu piel un toque extra de hidratación con una crema con propiedades antiedad que deje la piel fresca y suave hasta el final del día.

5. Fotoprotector

Sin duda, es uno de los pasos más importantes de cualquier rutina de cuidado facial, ya que es fundamental utilizar un fotoprotector de amplio espectro (es decir, con un SPF alto) todos los días del año para proteger la piel de la radiación solar. Y es que la exposición a los rayos UVA es la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel, mientras que los rayos UVB pueden causar quemaduras solares y cáncer de piel.

6. Maquillaje

El toque final de la rutina facial es el maquillaje (si te maquillas, claro). Si has seguido todos los pasos anteriores, notarás que el maquillaje aguanta más tiempo sobre la piel y no tendrás que retocarlo tanto a lo largo del día.

Pasos de la rutina facial de noche

1. Limpiador

Antes de acostarte, debes eliminar las impurezas que se acumulan sobre el rostro a lo largo del día, como el maquillaje, el polvo o el sudor… Además, la limpieza prepara la piel para los siguientes pasos de la rutina.

2. Contorno de ojos

Utilizar una crema para el contorno de ojos  por la noche de manera constante te ayudará a prevenir la aparición de arrugas de expresión, la hinchazón y las irregularidades en el tono de la piel.

3. Sérum

Mímate la piel con un sérum de noche que ayude a reparar el daño provocado por el estrés oxidativo durante el día. Date toquecitos sobre el rostro con los dedos para favorecer la absorción del sérum.

4. Crema antiedad reparadora

Nutre e hidrata tu piel con una crema antiedad de noche que la ayude a recuperarse del daño provocado por los agentes externos. Busca un producto de textura agradable que contenga ingredientes hidratantes y regeneradores.

¿Qué va primero: la hidratante o el contorno de ojos?

Lo ideal es que la crema para el contorno de ojos sea el segundo paso de tu rutina —tras la limpieza—, tanto por la mañana como por la noche, para que penetre bien la piel. Usar este producto de manera habitual te ayudará a rejuvenecer y mejorar la elasticidad de la piel de esta zona tan delicada del rostro.

¿Qué va primero: el sérum o la crema hidratante?

En general, los sérums se deben aplicar antes que la crema hidratante, ya que son más ligeros y líquidos. Si aplicásemos primero la crema, la densidad de su textura impediría que el sérum penetrase adecuadamente en la piel  

¿Se puede usar maquillaje sobre el protector solar? 

Es imprescindible aplicar un fotoprotector después de hidratarse la piel por la mañana; todos los días del año. Una vez te hayas aplicado el protector solar, puedes maquillarte sin problema.

Ahora que hemos aclarado todas tus dudas y sabes el orden en el que se aplican las cremas (¡o eso esperamos!), ya puedes sacarle el máximo partido a tu rutina de cuidado facial. 😀

Crea tu rutina de belleza personalizada con Isdinceutics

¿Tienes dudas o comentarios en relación a este artículo? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
You voted 5, 5 días ago.
Please wait...