Alergia solar: Resolvemos tus dudas y te aconsejamos

Lectura: 2 minutos

Con la llegada del buen tiempo los días se alargan, vestimos prendas más ligeras y las exposiciones al sol son mucho más frecuentes. Para algunas personas esto significa reencontrarse con su alergia solar… ¡Pero tranquilos, que este año toca disfrutar del sol y olvidarse de la irritación! ¡Os lo explicamos todo!

¿Qué es la alergia solar?

alergia solarAspecto típico de una alergia solar en el pecho

Comúnmente llamamos “alergia al sol” a un conjunto de síntomas que incluyen picor, rojez y granitos, aunque normalmente engloba un conjunto de enfermedades cutáneas conocidas como fotodermatosis. Hay diferentes tipos, pero la más común es la “erupción polimorfa solar”.

Cuando estamos expuestos al sol, y especialmente durante las primeras tomas de contacto con él en la primavera o principios de verano, las defensas de las personas con alergia al sol interpretan su radiación como un ataque muy grave y reaccionan provocando picores, ronchas, vesículas (granitos) e irritación en general. Estas alteraciones aparecen normalmente en las zonas más expuestas al sol como son los brazos, piernas o escote, aunque pueden aparecer también en otras partes del cuerpo.

La alergia solar afecta tanto a pieles claras como a pieles oscuras y puede empezar a cualquier edad.

La alergia solar afecta tanto a pieles claras como a pieles oscuras y puede empezar a cualquier edad. Aunque puede presentarse tanto en mujeres como en hombres, suele tener más incidencia en mujeres jóvenes por un tema hormonal. Normalmente aparece a las pocas horas de haber estado expuesto al sol y, conforme la piel “se acostumbra”, va disminuyendo la reacción, por lo que los brotes en pleno verano no son tan habituales.

¿Cómo prepararnos y tratar la alergia solar?

Para evitar los síntomas de la erupción polimorfa solar, lo mejor es preparar tu piel antes de exponerte a los primeros rayos. Si ya sabemos que nuestra piel tiene tendencia a esta alergia, hay que proporcionarle los ingredientes necesarios para que esté lista y exponerla gradualmente. ¡Nada de pasarse 5 horas en la playa el primer día!

¿Qué recomiendan los dermatólogos?

Su consejo es preparar la piel con fotoprotección oral y fotoprotección tópica específica para prevenir y evitar este problema.

Fotoprotección oral

Se aconseja complementar la fotoprotección tópica con complementos nutricionales que contengan ingredientes de eficacia demostrada como, por ejemplo, los betacarotenos. El tratamiento debe empezar unos 15 días antes de la primera exposición solar, aunque lo más recomendable es empezar a partir de los meses de marzo-abril para prepararse mejor. SunISDIN combina 10 ingredientes naturales, entre ellos betacarotenos, que proporcionan protección y efectos antioxidantes.

alergia solar SunIsdin capsulas

Fotoprotección tópica

Es imprescindible para evitar brotes y problemas graves a largo plazo. Se recomienda empezar a aplicar fotoprotectores específicos para alergias solares 15 días antes de la primera exposición solar y continuar con su aplicación durante los meses de verano. El fotoprotector FotoUltra Solar Allergy de ISDIN, además de proporcionar una protección solar muy alta (SPF 100+ y UVA 40), tiene un efecto hardening en la piel, lo que la hace más resistente y favorece el mecanismo de protección natural gracias a la ectoína (1%).

alergia solar FotoUltra ISDIN Solar AllergyDe todas formas, si tu piel presenta síntomas que pueden encajar con una erupción polimorfa solar pero nunca los habías tenido antes, acude a tu dermatólogo/a. Nuestra recomendación es siempre consultar con tu especialista de la piel.

Sé el primero en votar.
Por favor, espera...
Aún no hay comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios serán moderados antes de publicar.

*Campos obligatorios.