Uñas cuidadas y sin pintar, la nueva tendencia

Uñas naturales, cortas y sin esmalte. Ésta es la tendencia que eligen los que optan por un estilo cuidado y minimalista. Se llama manicura raw o no color y está ganando cada vez más popularidad entre las manicuras del momento. ¿El secreto? Extremar los cuidados de la uña y la cutícula para que luzcan naturalmente impecables.

Cómo cuidar las uñas para mantenerlas sanas, naturales y bonitas

1. Da forma a tus uñas

Antes de comenzar, lava bien tus manos y sécalas con una toalla. Corta las uñas si es necesario y después, con la ayuda de una lima, empieza a darles forma con delicadeza. Elige si prefieres una forma más redonda o cuadrada y límalas siguiendo la misma dirección para evitar que se rompan o se astillen.

Existen unas limas pulidoras que se utilizan para sacar brillo natural a las uñas. Sin embargo, el limado excesivo puede debilitarlas. Es importante ir con cuidado y no limarlas demasiado.

2. Sustituye el esmalte por un fortalecedor de uñas

Aplicar un fortalecedor de uñas en lugar de un esmalte es muy buena idea y será beneficioso para tus uñas. Además de ayudar a mejorar su apariencia, estarás:

Promoviendo su crecimiento
Aumentando su resistencia
Favoreciendo su remineralización y reestructuración

Si-Nails es un serum fortalecedor de acabado invisible que permite una fácil y cómoda aplicación gracias a su innovador formato click pen . Aplícalo cada día antes de ir a dormir, verás como tus uñas mejoran en tan solo 14 días. Con su uso continuado obtendrás aún mejores resultados.

Paso 1

Aplica Si-Nails por el borde de la uña y la cutícula.

Paso 2

Aplícalo por toda la superficie de la uña.

Paso 3

Aplícalo por debajo de la uña.

Paso 4

¡Click! Repite los pasos en el resto de uñas.

3. ¡No cortes las cutículas!

Las cutículas son la capa de piel que protegen el nacimiento de la uña. Su función básica es la de ejercer de barrera entre la uña y la matriz, o lo que es lo mismo, la parte interna de la uña que no vemos y en la que ésta se forma. Evitan que entre suciedad y ayudan a proteger las uñas de la posible entrada de microorganismos, alérgenos, irritantes y exceso de humedad. Cuando tus cutículas están dañadas, las uñas son más propensas a sufrir deshidratación, fragilidad e incluso infecciones, por ello es tan importante cuidarlas y no cortarlas. Cuando retiras la cutícula, la uña se ve más larga. Aún así, es importante que no cortes las cutículas. Cuanto más lo hagas, con más facilidad reapareceran. Empújalas con delicadeza o acude a un profesional manicurista que te ayude a hacerlas retroceder sin dañarlas.

¿Cómo retirar las cutículas sin dañarlas?

La clave es hidratarlas. Para retirar la cutícula con facilidad es necesario que esté bien nutrida. Si la cutícula está sana, será muy fácil empujarlas delicadamente con las herramientas adecuadas de acero inoxidable, vidrio, silicona o los clásicos palitos de naranjo. 

4. Hidrata y protege uñas y cutículas

Hay que hidratar las cutículas a diario para que nunca llegue ese momento en que molesten y quieras acabar con ellas. Son una parte de nuestras manos a menudo olvidada. Sin embargo, unas cutículas hidratadas pueden hacer que tus uñas sin pintar se vean cuidadas y bonitas.  

El fortalecedor de uñas de ISDIN Si-Nails contiene ácido hialurónico e hidrata uñas y cutículas, protegiendolas de agresiones externas. Cuando lo apliques, ¡no olvides pasarlo también por esta zona! Tus uñas lo agradecerán. 

5. Hidrata tus manos a lo largo del día

Especialmente ahora que nos lavamos continuamente las manos es importante adoptar el hábito de hidratarlas con frecuencia. Lleva contigo una hidratante de manos y aplícala después de cada lavado y tras usar gel hidroalcohólico. Por la noche, después de aplicar Si-Nails, vuelve a hidratar las manos. 

No pintarse las uñas no significa descuidarlas. Todo lo contrario

El abuso de esmaltes, manicuras permanentes y en gel pueden amarillear la uña y debilitarla. Las uñas no necesitan que las dejes respirar de las manicuras con color, no respiran, pero agradecerán que espacies estas técnicas, las cuides y las mimes.

Cada vez somos más los que nos sumamos a esta nueva tendencia y optamos por unas uñas naturales, cuidadas y bonitas. Ahora ya sabes cómo cuidar las uñas para mantenerlas sanas y bonitas ¿Te animas a seguirla?

¿Tienes dudas o comentarios en relación a este artículo? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!

Rating: 2.0/5. From 1 vote.
You voted 2, 8 horas ago.
Please wait...