¿Caída del cabello? Esto es todo lo que tienes que saber sobre la caída capilar

¿Te cuesta más peinarte? ¿Encuentras más cabellos de lo habitual en el cepillo o en tu almohada? Además… ¿son cada vez más finos y apagados? Tu melena (igual que tu piel) necesita cuidados específicos para mantenerla en forma y saludable durante todo el año. Eso no quiere decir que tu pelo no se debe caer. De hecho, la caída del cabello es un proceso natural, cíclico, como la naturaleza y es normal que en primavera y otoño se caiga un poco más. 

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, cada día perdemos entre 50 y 100 cabellos. Pero, puede que te empieces a preocupar al ver que esta caída normal del cabello aumenta.

Como sabemos que tener un pelazo no es solo algo estético, sino también una cuestión de autoestima y bienestar, varios expertos contestan a algunas de las preguntas que estarán rondando tu cabeza. ¡Empezamos!

Lo primero que tienes que conocer…

Hay varios tipos de alopecia. Y por eso es necesario conocer sus causas y características para poder hacerle frente de la mejor manera posible. Según la doctora Alba Gómez, dermatóloga experta en tricología, los más comunes son:

Efluvio telógeno

También es muy común y se relaciona con la caída del cabello estacional (primavera y otoño) pero también puede asociarse a un periodo de estrés, posparto o deficiencias nutricionales, entre otros factores. El cuerpo centra sus fuerzas en otros órganos que necesitan un aporte extra de flujo sanguíneo y nutrientes, afectando a otros que no son esenciales para vivir, como el cabello y las uñas.


¿La buena noticia? Si disfrutas de una buena salud, el cuerpo es capaz de recuperar su estado, convirtiendo esta caída del cabello en reversible y recuperar el pelazo que estaba desapareciendo. Este proceso de reversión puede tardar más en el caso de padecer alguna enfermedad o anemia asociada.

Alopecia androgénica

También llamada androgenética o popularmente calvicie común, es la más habitual.  Es debida a cambios hormonales y tiene un componente genético importante. Es más común en hombres, aunque también puede aparecer en mujeres. Es un tipo de caida capilar progresiva. Si actuamos, podemos frenarla.  


En los hombres puede aparecer incluso a partir de la adolescencia aunque es más frecuente entre los 25 y 45 años. Cursa con adelgazamiento progresivo de la fibra capilar y  una pérdida acelerada del cabello. Esta pérdida de cabello se inicia en la zona temporal (entradas). Luego, el cabello empieza a clarear en la coronilla y la calvicie puede seguir extendiéndose.

En las mujeres, aparece en dos periodos diferentes, en la adolescencia o en la menopausia. Se diferencia de la del hombre por su localización:  suele empezar  en la zona central de la cabeza. 
Además de estos dos tipos de alopecia, existen otras menos frecuentes, como la alopecia areata o alopecia cicatricial. Es importante que el dermatólogo establezca un diagnóstico diferencial para conocer cuál es el tipo de caída de cabello que nos afecta para poder remediarlo de la mejor manera posible.

¿Cuándo hay que preocuparse por la caída del cabello?

Como la caída del cabello es algo normal y natural, muchas veces, no sabemos cuándo esta normalidad pasa a ser un problema. “Esta es una pregunta que respondo, día a día, en mi consulta”, nos comparte la Dra. Alba Gómez, dermatóloga experta en tricología y trasplante capilar en el Instituto Médico Ricard. La Dra. Gómez diferencia cinco escenarios diferentes en los que contextualizar la gravedad de la caída del cabello. Esto te ayudará a saber si es necesario que visites al especialista.

Cantidad: estamos acostumbrados a que haya una cierta renovación capilar, siempre que nos duchamos hay una cierta cantidad de cabellos en la ducha o en el cepillo. Sin embargo, en épocas como primavera u otoño, sabemos que esta caída del cabello puede aumentar. Si la caída todavía es superior a esos períodos estacionales, este será uno de los motivos por los que acudir a un especialista. 

El tiempo: las caídas de renovación, por ejemplo, estacionales, duran aproximadamente de dos a tres meses. Tras este tiempo, la caída acelerada  cesa y se convierte en la habitual. Si no es tu caso y sigues notando una excesiva caída capilar, este será otro motivo por el que acudir al especialista. 

La zona de afectación: durante las renovaciones capilares, disminuye un poco tu volumen capilar, aunque no hay zonas donde claramente se transparente el cuero cabelludo o donde veamos que hay una placa de alopecia. Si esto te ocurriera, es otro motivo por el que acudir al especialista. 

Los desencadenantes: si tenemos una situación de estrés importante, un parto, una enfermedad… la caída de cabello puede ser mucho más significativa. Si este es tu caso, también deberás consultar con el especialista. 

Experimentar más síntomas: enrojecimiento del cuero cabelludo, picor, descamación, dolor… Estos síntomas también serán el punto de inflexión por los que acudir al especialista. 


¿Qué es bueno para evitar la caída del cabello?

“Lo primero que tenemos que determinar es la causa de la caída capilar”, aclara la Dra. Gómez. ¿Tenemos una caída estacional, tras una situación de estrés o después de haber sufrido una enfermedad? En este caso, se trataría de una caída muy intensa en un corto periodo de tiempo, por lo que la Dra. Gómez recomienda aportar los micronutrientes específicos que ayudarán a la renovación capilar. 

En cambio, en una caída de origen genético donde el cabello se debilita de manera más paulatina, la doctora recomienda empezar con extractos vegetales que ayuden a fortalecer nuestro cabello. Si quieres conocer más sobre las vitaminas necesarias para prevenir, revertir y frenar la caída del cabello, descubre nuestro artículo Vitaminas para el cabello: una opción para mejorar su fuerza y densidad.

¿Cuál es el tratamiento ideal para tu salud y bienestar capilar?

El cabello está en constante renovación celular y su crecimiento y vitalidad son muy sensibles a los desequilibrios de la dieta. Una mala alimentación puede debilitar el bulbo, centro de fabricación del cabello. 

Por eso, es recomendable seguir una dieta sana y equilibrada que incluya proteínas de origen animal y vitaminas y minerales de las frutas y hortalizas. Las grasas vegetales y los frutos secos también ayudarán a que tu pelo crezca sano. Además, puedes añadir complementos alimenticios para obtener un extra, a parte de los nutrientes habituales de una dieta equilibrada.


Recientemente en ISDIN hemos lanzado Lambdapil 5 alfa Plus. ¿Quieres conocerlo?  Alba Villanueva, Dermalab Manager, te cuenta todo lo que tienes que saber sobre el complemento alimenticio con una fórmula optimizada.

Seguro que toda esta información te será muy útil. De momento, puedes descubrir la gama Lambdapil al completo. ¡Pero recuerda! En caso de tener una caída del cabello abundante, no olvides consultar siempre con un especialista para poder hacer un diagnóstico adecuado.

¿Tienes dudas o comentarios? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com indicando el título del artículo en el asunto y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!