¿Qué es la oxidación de la piel? Te contamos toda la ciencia

Seguro que alguna vez te has comprado un sérum antioxidante o has oído hablar del estrés oxidativo. ¿Pero sabes realmente qué es la oxidación de la piel o en qué consiste el estrés oxidativo? Hoy te contamos qué es la oxidación y qué relación tiene con el envejecimiento de tu piel. Además, te contaremos qué son los antioxidantes y cómo pueden ayudar a contrarrestar el estrés oxidativo.

¿Qué es la oxidación?

La oxidación celular es la principal causa de envejecimiento de la piel y consiste en una reacción química que daña las células del cuerpo. Los causantes de que se inicien este tipo de reacciones son los radicales libres, que se producen por un conjunto de factores externos como la radiación solar, las altas temperaturas, la polución o el humo del tabaco.

Hablemos de los protagonistas de este proceso… ¡los radicales libres!

Los radicales libres son moléculas que contienen oxígeno y que tienen un electrón desemparejado. Al tener este electrón sin pareja, les permite reaccionar fácilmente con otras moléculas. Estos radicales libres pueden causar una larga cadena de reacciones químicas en el cuerpo que se denominan reacciones de oxidación y que pueden ser perjudiciales para el organismo. En condiciones normales, la generación de estos radicales libres y su eliminación está equilibrada gracias a los mecanismos antioxidantes del propio cuerpo. Un desequilibrio en este proceso puede entonces causar esta oxidación celular que conllevará al envejecimiento prematuro de la piel.

Un desequilibrio en este proceso puede entonces causar esta oxidación celular que conllevará al envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cómo afecta el estrés oxidativo a nuestra piel?

Este estrés oxidativo desencadena un deterioro de las diferentes capas de la piel.

En la capa más externa, la epidermis, provoca:

• Reducción de la renovación celular
• La microcirculación sanguínea se ralentiza
• La distribución de la melanina se vuelve irregular
• Esta capa más superficial, la epidermis, adelgaza
• Aumenta la pérdida transepidérmica de agua y la piel se deshidrata más fácilmente

En la capa más profunda de la piel, la dermis, provoca:

• Una disminución de la síntesis de colágeno, elastina y proteoglicanos
• Pérdida de firmeza, elasticidad y turgencia

Como resultado de este estrés oxidativo, la piel se vuelve más delgada, áspera, rugosa y pierde su luminosidad. Además, aparecen arrugas.

Como resultado de este estrés oxidativo, la piel se vuelve más delgada, áspera, rugosa y pierde su luminosidad. Además, aparecen arrugas.

¿Cómo podemos evitar la oxidación de la piel?

Seguro que la palabra “antioxidante” te es familiar, ¿pero sabes realmente lo que hace un antioxidante? Un antioxidante ayuda a bloquear el estrés oxidativo. Según su acción podemos hablar de antioxidantes directos e indirectos. Los antioxidantes directos son aquellos capaces de “capturar” los radicales libres antes de que actúen, mientras que los antioxidantes indirectos son aquellos que reparan las biomoléculas dañadas por estos radicales libres. Un ejemplo de antioxidante directo sería la vitamina C mientras que la melatonina sería un buen ejemplo de antioxidante indirecto. Los antioxidantes son moléculas que son capaces de donar un electrón a un radical libre y seguir siendo una molécula estable. Esto permitirá que el radical libre se estabilice y sea menos reactivo, por lo que ayudarán a neutralizar, retardar o prevenir las lesiones provocadas por los radicales libres.

Podemos aportar antioxidantes a nuestro organismo a través de una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, pero ¿sabías que a nivel tópico también puedes aportar antioxidantes a tu piel? Uno de los ingredientes antioxidantes más conocidos y con mayor capacidad antioxidante es la vitamina C, pero también destacan ingredientes como la vitamina E, la melatonina, el resveratrol, el ginkgo biloba, el ácido ferúlico, la coenzima Q10 o los polifenoles de té verde, entre otros.

El poder de los antioxidantes

· Ayudan a prevenir el daño provocado por la radiación solar

En la capa más superficial de la piel encontramos los queratinocitos, unas células que tienen la capacidad de acumular concentraciones altas de vitamina C. Esto, junto con la asociación de la vitamina E, ayuda a prevenir el daño provocado por la radiación UV.

· Ayudan a reparar y corregir los signos de envejecimiento de la piel

El estrés oxidativo disminuye la síntesis de colágeno y elastina, provocando arrugas y líneas de expresión. Al luchar contra los radicales libres, los antioxidantes pueden ayudar a prevenir y corregir estos signos visibles.

· Ayudan a unificar el tono y aportar luminosidad

Los antioxidantes ayudan a prevenir y reducir las manchas de la piel. ¿Cómo? reduciendo el daño solar que las provoca y, en el caso de la vitamina c, inhibiendo la tirosinasa, una enzima que estimula la producción de melanina, el pigmento natural responsable del color de la piel que en exceso provoca manchas.

· Crean sinergia entre ellos, potenciando su capacidad antioxidante

Es el caso de la vitamina C y la vitamina E, por ejemplo. La vitamina C regenera la vitamina E oxidada y la recicla para que recupere su acción antioxidante. 

¡Ya lo ves! Prevenir el envejecimiento de la piel pasa por seguir un estilo de vida saludable: seguir una dieta equilibrada que nos aporte antioxidantes por vía oral, incorporar sérums con ingredientes antioxidantes en nuestra rutina de belleza para tener sus beneficios vía tópica y evitar los factores que oxidan nuestra piel como el tabaco, el estrés y la exposición solar sin protección.

 

Referencias
Pizzino G, Irrera N, Cucinotta M, et al. Oxidative Stress: Harms and Benefits for Human Health. Oxid Med Cell Longev. 2017;2017:8416763. doi:10.1155/2017/8416763
Fuente: Freilas-Rodriguez el al. 2017. The role of matrix metalloproteinases in aging. Tissue remodeling and beyond. Biochimica el Biophysica Acta (BBA) – Molecular Cell Research Volume 1864. Issue 11, Part A. November 2017. Pages 2015-2025.

¿Tienes dudas o comentarios? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com indicando el título del artículo en el asunto y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!