La sequedad vaginal en el posparto

Lectura: 2 minutos

Tras el parto y debido al déficit transitorio de determinadas hormonas, las mujeres están sujetas a síntomas diversos entre los que destacan la sequedad vaginal y el dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia). ¿Quieres saber más sobre estos síntomas y cómo solucionarlos? ¡Sigue leyendo!

La vagina es el órgano con mayor concentración de receptores para las hormonas femeninas (estrógenos). El déficit transitorio de estrógenos que se produce después del parto es el responsable de la sequedad vaginal y las relaciones dolorosas.

La pared vaginal está compuesta por capas (mucosa y muscular) que forman múltiples pliegues. Los pliegues vaginales permiten que la vagina se distienda durante las relaciones sexuales y en el momento del parto. Tras el parto, la vagina se vuelve laxa, flácida, sin tono muscular y es fácilmente distensible. La mucosa vaginal presenta un aspecto enrojecido y edematoso que irá volviendo a la normalidad con el paso del tiempo, normalmente después de tres semanas posparto, aunque en el caso de las mujeres lactantes, la restauración de los niveles de estrógenos es más lenta.

“En el caso de las mujeres lactantes, la restauración de los niveles de estrógenos es más lenta.”

La presencia de sintomatología asociada a la atrofia vaginal, a la falta de flujo y molestias en las relaciones sexuales son motivos de consulta comunes en las visitas posparto que nos llegan. La lactancia materna estimula la producción de hormonas como la prolactina, la cual produce un bloqueo del sistema reproductor femenino retrasando el inicio de la ovulación y produce una disminución en la producción de los estrógenos por parte de los ovarios. Los estrógenos son los encargados de devolver la vagina a la normalidad, recuperando el grosor de la pared vaginal, la elasticidad y las secreciones vaginales.

¿Qué puedo hacer ante la sequedad vaginal?

Ante esta situación, deberás ponerte en contacto con tu tocólogo e informarle de la situación para instaurar un tratamiento efectivo. Actualmente, dentro del arsenal terapéutico, los tocólogos cuentan con sustancias que ayudan a la vagina a simular un ambiente lo más próximo posible a la normalidad, como sustancias no hormonales que producen en la mucosa vaginal efectos similares a los producidos por los estrógenos naturales. Los hidratantes vaginales tienen como función simular el flujo vaginal normal, siendo capaces de retener agua y reducir el pH vaginal. De la misma manera, las sustancias lubricantes alivian la sequedad vaginal, reduciendo la irritación tras las relaciones sexuales. La aplicación de sustancias lubricantes durante el acto sexual disminuye la fricción con las paredes vaginales, reduciendo así el dolor y las molestias asociadas a la actividad sexual.

La correcta aplicación de ambas sustancias durante el puerperio (cuarentena post-embarazo) mejorará la calidad de vida de las mujeres ya que son tratamientos carentes de efectos secundarios y de fácil aplicación.

Las medidas higiénicas también toman importancia para evitar síntomas molestos. El uso de jabones agresivos, desodorantes perfumados o protectores sanitarios de manera continuada pueden producir una agresión a la mucosa vaginal y el epitelio de la vulva, produciendo síntomas como escozor, ardor o sensación de sequedad vaginal.

Descubre Woman ISDIN Hidratante Vaginal y Woman ISDIN Higiene Íntima

 

Valoración: 5.0/5. De 1 voto.
Has votado 5, hace 6 meses.
Por favor, espera...
Aún no hay comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios serán moderados antes de publicar.

*Campos obligatorios.