Mejor prevenir que curar: qué son las caries y cómo evitarlas

La caries dental es una de las enfermedades bucodentales más frecuentes. Nos afecta a todos, a pequeños y adultos. Según el Consejo de Dentistas en España, el 95% de los españoles de más de 35 años tiene caries. Por lo que se refiere a términos mundiales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que entre el 60-90% de los niños y cerca del 100% de los adultos padecen esta enfermedad. Como vemos, es un problema que afecta a la mayoría de la población y que afecta a toda la familia. Hoy te contamos  qué son las caries y cómo evitarlas. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las caries?

Las caries son una enfermedad infecciosa, se producen cuando la placa bacteriana metaboliza los hidratos de carbono, genera sustancias ácidas que reducen el pH y provocan la desmineralización del esmalte.

La caries dental es una gran responsable de la pérdida de dientes y aunque su causa es multifactorial (saliva, higiene bucal, la microflora o el tipo de dieta), su prevención se basa principalmente en una buena y correcta higiene bucodental. Por eso es tan importante educar a nuestros hijos a cepillarse los dientes correctamente desde bien pequeños para que mantengan el hábito.

¿Cómo evitar las caries?

1. Cepíllate correctamente los dientes y mantén una buena higiene bucodental

Para evitar las caries y tener una boca sana, es necesario que cepilles correctamente tus dientes:

✓ Cepíllate 2 o 3 veces al día, después de las comidas. Hazlo suavemente, sin agredir la encía ni el diente, y durante 2-3 minutos, usando una pasta o gel dentífrico específico.
No te olvides de usar hilo dental
Por último, usa colutorio durante 30-60 segundos y no lo enjuagues con agua.

 

Para que los más pequeños adopten el hábito de cepillarse los dientes a diario, ¡hazlo con ellos! Tu eres su mejor ejemplo.

 

 

Utiliza productos con alto contenido en flúor y extracto de arándano rojo. Como por ejemplo el anticaries de Bexident. Descubre Bexident Anticaries de ISDIN para toda la familia, la primera pasta de dientes y colutorio anticaries que contienen la tecnología Cranpearls Tech®, una innovadora combinación de fluoruro sódico y extracto de arándano rojo que aporta una triple acción anticaries y evita la colonización de las bacterias incluso en las zonas de más difícil acceso. De esta forma se impide que las bacterias formen un biofilm o capa precursora de la placa bacteriana, protegiendo así dientes y encías.

 

¿Por qué es tan importante seguir una correcta rutina de higiene bucodental? La placa bacteriana, producida por los restos de alimentos acumulados entre los dientes, es el principal causante de la caries dental y otras infecciones. ¡Por este motivo el cepillado diario es básico!

 2. Mantén una dieta sana y equilibrada

Hay una serie de alimentos que pueden ayudar a tus dientes a mantenerse sanos y fuertes. Las frutas y verduras crudas son muy ricas en vitaminas y consiguen limpiar los dientes y evitar la inflamación de las encías.

La frase ‘comer cada día una manzana ayuda a la gente a estar sana’ no es ningún mito. Morder una fruta o verdura de textura consistente –como el apio o la zanahoria– estimula la producción de saliva, promoviendo el equilibrio de pH en nuestra boca, lo cual evitará la acumulación de placa bacteriana. Y no olvides hidratarte bien, bebe agua para ayudar a neutralizar las bacterias de la boca.

3. Intenta reducir la ingesta de azúcares

El azúcar hace que las bacterias de nuestra boca –que forman la placa bacteriana– produzcan un ácido que daña los dientes a largo plazo, rasgando poco a poco el diente hasta crear un pequeño agujero en el esmalte.

Debes evitar alimentos azucarados como los refrescos y los caramelos. Sobre todo aquellos alimentos que se consuman durante un período largo de tiempo, como por ejemplo las piruletas. Cuanto mayor sea la exposición al azúcar, mayor será la producción de ácido. Una solución es cepillarse los dientes justo después de la ingesta de alimentos azucarados.

 

Busca alternativas a los dulces para tus hijos. Puedes sustituir algún dulce por la variedad sin azúcar o por frutas y chocolate con un porcentaje bajo de azúcar. 

 

 

4. Visita regularmente el dentista

Acude al dentista al menos una vez al año, este especialista te ayudará a mantener tu boca sana. Completará tu rutina de higiene bucodental, limpiando en profundidad aquellos rincones más complicados de acceder con el cepillado.

¿Tienes dudas o comentarios? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com indicando el título del artículo en el asunto y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!