Qué son las aftas bucales y cómo curarlas

Solo quien ha tenido alguna vez una afta sabe lo molestas que pueden llegar a ser. Aunque son lesiones pequeñas, algunas no llegan a medir ni un centímetro, pueden causar un malestar continuo, así que lo mejor es ponerles solución y aliviar sus síntomas.

Hoy hablamos sobre estas dolorosas llagas y soluciones para tratarlas. ¿Quieres saber qué son las aftas bucales y cómo curarlas? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué son las aftas bucales?

definicion que son las aftas bucales

Las aftas son pequeñas úlceras o lesiones  que aparecen en el interior de la cavidad bucal. Suelen ser ovaladas, blanquecinas, poco profundas y provocan un dolor muy intenso. Se estima que 1 de cada 5 personas han sufrido molestias bucales debido al dolor provocado por las llagas o aftas bucales en algún momento de su vida.

 

¿Por qué aparecen las aftas?

Las aftas pueden aparecer a cualquier edad y el origen es desconocido pero se han relacionado con muchos motivos. Las aftas son más frecuentes en mujeres, personas con ortodoncias, dentaduras postizas, personas con aftas recurrentes o orígenes diversos como pueden ser una bajada de defensas, cambios hormonales o estrés. Los tejidos, dañados e inflamados, quedan desprotegidos frente a agentes externos y se genera una afta o úlcera bucal que genera un dolor muy intenso.

 

¿Cuál es el ciclo vital de una afta?

Dependiendo de lo que la ha causado, puede tardar más o menos en salir, pero empieza siendo una pequeña lesión blanca rodeada de piel irritada e incluso inflamada de color rojo brillante. Normalmente cursan con dolor y molestias, pero en los casos más graves pueden provocar fiebre, malestar general, inflamar los ganglios linfáticos… Cada afta es diferente y se toma su tiempo.

Desde que sale hasta que desaparece totalmente pueden pasar hasta tres semanas. El dolor normalmente dura menos, entre 7 y 10 días. Si el dolor persiste pasados los 10 días hay que acudir a un especialista para descartar otros problemas.

 

¿Es lo mismo una afta que un herpes oral?

No debemos confundir una afta o un herpes oral. Podemos diferenciarlos por su localización y por el tipo de lesión. El herpes oral se presenta como pequeñas ampollas que se rompen fácilmente, dolorosas y localizadas principalmente en la comisura, en el labio y en la zona perioral. Éstos son muy contagiosos y son provocados por un virus.

Mientras que las aftas bucales son úlceras ovaladas, de color blanco, poco profundas y limpias, únicas o múltiples, y pueden tener un tamaño variable. Aparecen siempre en el interior de la boca: labios, interior de las mejillas, encías, incluso en la lengua o la úvula. No es una patología contagiosa. Su causa es muy diversa pero habitualmente es banal.

 

¿Cómo podemos tratar una afta?

En la mayoría de los casos, las aftas se curan de una forma natural en 7-10 días después de su aparición, sin dejar cicatrices ni marcas. Pero el dolor es tan agudo y persistente que quién lo sufre busca soluciones que alivien el malestar desde el primer momento, ya que actividades tan simples como comer, hablar o besar pueden resultar muy molestas.

En estos casos, el objetivo del tratamiento es el alivio del dolor y favorecer una rápida cicatrización.

 

¿Cómo actúa Bexident Aftas?

Bexident Aftas, a través de su tecnología Advanced Hyalurofilm Tech basada en la incorporación de Ácido Hialurónico, ingredientes formadores de película protectora y SuprapeimTM aporta 5 acciones:

Crea un film que alivia el dolor

Protege frente a agentes externos

Hidrata los tejidos dañados

Acelera el proceso natural de cicatrización

Aporta un alivio rápido y duradero desde la primera aplicación.

Bexident aftas no contiene alcohol, no escuece y es apto para niños y adultos.

 

 

Bexident Aftas: 3 formatos que se adaptan a cada necesidad

Bexident Aftas está disponible en 3 formatos que se adecúan a diferentes necesidades:

· El formato gel es adecuado para aftas localizadas de muy fácil acceso.

· El spray te permite aplicarlo en aftas que tienen un difícil acceso.

· El colutorio es un formato idóneo para aftas múltiples en la cavidad oral.

Toda la gama Bexident Aftas está disponible en farmacias.

Si tienes aftas con más frecuencia, que tarden más en curarse, de mayor tamaño, muy dolorosas o acompañadas de fiebre o malestar, visita a tu médico para que pueda hacer una valoración de la lesión.

CPSP17046CAT – Cumple con la normativa de productos sanitarios. No usar si es alérgico a alguno de sus ingredientes como limonene (Gel, Colutorio y Spray) y cittral (Gel, Spray).

¿Tienes dudas o comentarios en relación a este artículo? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!

Rating: 0.0/5. From 1 vote.
You voted 1, 7 días ago.
Please wait...