Cómo cuidar la piel después del verano

El verano es tiempo de relajarse, de exprimir el reloj hasta el final y de disfrutar como nunca de nuestros merecidos días de descanso. Sin embargo, cuando llega septiembre, la rutina vuelve a llamar a nuestra puerta y, con ella, el momento de darle ese extra de cuidado a la piel.

El problema es que, a veces, la piel se ve algo dañada o apagada. Si es tu caso, ¡no te preocupes! Te mostramos de forma rápida y sencilla cómo recuperar tu piel después del verano. ¡Toma nota!

¿Qué le pasa a la piel en verano?

Aunque la radiación solar es una fuente de energía necesaria para nuestro organismo, una exposición prolongada y no controlada puede llegar a repercutir de forma negativa en nuestra piel.

Además de la aparición de manchas o hiperpigmentaciones, la radiación ultravioleta puede provocar una pérdida de colágeno y elastina, dando lugar a líneas de expresión y arrugas a causa del fotoenvejecimiento de la piel. A largo plazo también puede provocar afecciones más graves, como la queratosis actínica o el cáncer de piel. Por eso es fundamental proteger la piel a diario antes, durante y después del sol.

Si a eso le sumamos una buena dosis de cloro de piscina y agua de mar, es muy probable que la deshidratación y la falta de brillo se unan a la fiesta. ¡Pero que no cunda el pánico! Aquí tienes cinco consejos que te serán muy útiles para devolverle a tu piel la luz perdida.

Claves para recuperar la piel después del sol

1. Evalúa el estado de tu piel

Lo primero es lo primero. Olvídate de esa rutina que te sentaba tan bien en primavera o de esas cremas que te esperan como agua de mayo en el armario. Tu piel ha pasado tres meses expuesta al sol y puede que las necesidades que tenía antes del verano no sean las mismas que tiene ahora. Es por eso que el primer paso antes de decidir qué rutina utilizar es evaluar el estado de tu piel. ¿Manchas? ¿Piel apagada? ¿Sequedad? Una vez tengas claro el estado de tu piel, sabrás qué rutina funcionará mejor.

2. Apuesta por una buena exfoliación e hidratación corporal

Nada como una buena exfoliación. Te ayudará a renovar la superficie y a eliminar las células muertas de la piel. ¿Nuestras recomendaciones? Hazlo de noche para que así tu capa hidrolipídica protectora tenga tiempo de regenerarse y no utilices el mismo exfoliante para cara y cuerpo, ya que cada zona tiene necesidades distintas.

Para la piel del cuerpo, que es más gruesa y resistente, te aconsejamos Ureadin Ultra 10 Lotion Plus, que contribuye a exfoliar e hidratar de forma intensa.

Para el rostro, lo mejor es utilizar fórmulas que contengan ácido glicólico, ya que su gran poder exfoliante y reparador ayuda a renovar, iluminar y regenerar la piel de manera muy eficaz. Cada piel puede tolerar un límite de concentración de ácido glicólico, así que nuestra recomendación es comenzar por la concentración más baja e ir aumentando poco a poco si la tolerancia es óptima. ¿La mejor opción para empezar? ¡Glicoisdin 8 Soft!

3. Retoma tus hábitos de vida saludables

Qué bien sienta desconectar de vez en cuando, ¿verdad? Cuando las vacaciones lleguen a su fin, recuerda retomar tus hábitos poco a poco.

Bebe mucha agua, vuelve al gym, da largos paseos, descansa, come bien y lleva un estilo de vida saludable para que tu cuerpo vuelva a estar a pleno rendimiento ¡por dentro y por fuera!

4. Dale a tu rostro un extra de hidratación

El verano es sinónimo de sequedad en la piel, así que opta por incorporar a tu rutina de belleza productos que te ayuden a recuperar el buen estado de tu piel.

¿Quieres saber un secreto? Las fórmulas con ácido hialurónico, además de hidratar en profundidad, te ayudarán a combatir los signos del envejecimiento. ¡Notarás la diferencia!

5. Fotoprotégete a diario

Aunque el verano termine, los rayos UV continúan a pleno rendimiento, por eso es fundamental aplicarse un fotoprotector de manera rutinaria, especialmente en aquellas partes del cuerpo que vayas a exponer. Para el rostro, ¡Fusion Water es siempre una opción segura! Y si además buscas una cobertura natural que te proporcione un efecto buena cara, Fusion Water Color te encantará. ¡Disponible en tres tonos que se adaptan a tu piel!

6. No olvides revisar lunares y pecas

Y por último, pero no por ello menos importante, recuerda examinar la piel del cuerpo de forma regular (muy especialmente después del verano), ya que la exposición solar puede acelerar la aparición de lunares y pecas. Si identificas cualquier lunar o mancha anormal, no dudes en acudir al dermatólogo.

¿Tienes dudas o comentarios? Escríbenos a consumercare.es@isdin.com indicando el título del artículo en el asunto y te responderemos lo antes posible. ¡Muchas gracias!

Artículo escrito y revisado por:

+ posts

Nuestro homónimo encarna el espíritu de abrazar la vida y todas sus maravillas. Como periodistas especializaciones en la salud y bienestar de la piel, exploramos temas que vigorizan los sentidos y mantienen viva la curiosidad. Creemos que una piel radiante es el resultado de un cuerpo y una mente saludables. Tejiendo belleza con ciencia, nuestro objetivo es inspirarte a vivir joven en cada edad.