VitAox Ultra innovador complejo polivitamínico y antioxidante con ingredientes naturales

VitAox Ultra es una avanzada combinación de ingredientes naturales y extractos de plantas que contiene antioxidantes, carotenoides y Vitamina D, desarrollada y formulada por dermatólogos y nutricionistas.

Polypodium Leucotomos

Este ingrediente proviene del extracto de helecho. Tiene muy buena afinidad con la piel, actúa protegiendo los sistemas antioxidantes cutáneos.

Ver más

Polypodium leucotomos (PL) o Calaguala es un tipo de helecho nativo de las regiones tropicales y subtropicales de América.

El extracto de Polypodium leucotomos es rico en polifenoles que le confieren propiedades antioxidantes.

Gran parte de la investigación sobre Polypodium leucotomos se ha centrado en las propiedades fotoprotectoras de su consumo. Muchos de estos estudios clínicos han demostrado que el consumo de Polypodium leucotomos es eficaz en la protección de la piel contra los daños causados por la radiación ultravioleta.

La evidencia sugiere que el PL puede reducir el enrojecimiento, la tasa a la que la piel se quema durante en la exposición a la luz solar, y muchos otros marcadores de daño solar en la piel.

En humanos la ingesta de dosis únicas del extracto de Polypodium leucotomos no sólo tiene un efecto antioxidante e inhibidor de la peroxidación lipídica de membranas celulares cutáneas sino que también reduce la inflamación cutánea que aparece tras la exposición a la radiación UV. Un efecto particularmente importante de Polypodium leucotomos tras su administración oral es la inducción y activación de un gen (el gen p53) relacionado con la aceleración de la eliminación de fotoproductos de ADN altamente mutagénicos. En este contexto también ha demostrado evitar el daño oxidativo en el ADN, reduciendo la mutagénesis inducida por la radiación UV.

Hay suficiente evidencia clínica para recomendar la administración oral de Polypodium leucotomos como agente fotoprotector y para varias afecciones de la piel.

Ver estudio

Berman B, Ellis C, Elmets C. Polypodium Leucotomos–An Overview of Basic Investigative Findings. J Drugs Dermatol. 2016 Feb;15(2):224-8.

Polypodium leucotomos (PL) o Calaguala es un tipo de helecho nativo de las regiones tropicales y subtropicales de América.

El extracto de Polypodium leucotomos es rico en polifenoles que le confieren propiedades antioxidantes.

Gran parte de la investigación sobre Polypodium leucotomos se ha centrado en las propiedades fotoprotectoras de su consumo. Muchos de estos estudios clínicos han demostrado que el consumo de Polypodium leucotomos es eficaz en la protección de la piel contra los daños causados por la radiación ultravioleta.

La evidencia sugiere que el PL puede reducir el enrojecimiento, la tasa a la que la piel se quema durante en la exposición a la luz solar, y muchos otros marcadores de daño solar en la piel.

En humanos la ingesta de dosis únicas del extracto de Polypodium leucotomos no sólo tiene un efecto antioxidante e inhibidor de la peroxidación lipídica de membranas celulares cutáneas sino que también reduce la inflamación cutánea que aparece tras la exposición a la radiación UV. Un efecto particularmente importante de Polypodium leucotomos tras su administración oral es la inducción y activación de un gen (el gen p53) relacionado con la aceleración de la eliminación de fotoproductos de ADN altamente mutagénicos. En este contexto también ha demostrado evitar el daño oxidativo en el ADN, reduciendo la mutagénesis inducida por la radiación UV.

Hay suficiente evidencia clínica para recomendar la administración oral de Polypodium leucotomos como agente fotoprotector y para varias afecciones de la piel.

Ver estudio

Berman B, Ellis C, Elmets C. Polypodium Leucotomos–An Overview of Basic Investigative Findings. J Drugs Dermatol. 2016 Feb;15(2):224-8.

Té verde

Es reconocido por su aporte de antioxidantes gracias a su alto contenido en polifenoles.

Ver más

El té es una de las bebidas más populares alrededor del mundo. Miles de millones de personas beben té y un gran número de estudios muestran que el té tiene muchos beneficios para la salud. Hay tres variedades principales de té: verde, negro y oolong. Las tres variedades se obtienen de las hojas de la misma especie de una planta llamada Camellia sinesis. La diferencia está en cómo se procesan las hojas de té. El té verde se elabora a partir de hojas no fermentadas, mientras que el té oolong está hecho de hojas parcialmente fermentadas y el té negro está completamente fermentado.

El té verde contiene una serie de compuestos bioactivos, incluyendo la cafeína y otros alcaloides, polifenoles y vitamina K. Muchas de las propiedades de la salud del té verde se atribuyen a su contenido de polifenoles. Los polifenoles del té verde incluyen flavonoides y catequinas, pueden reducir la formación de radicales libres en el cuerpo, protegiendo las células, las moléculas y otras estructuras de los daños.

Diversos estudios han demostrado el beneficio de los polifenoles del té verde en la fotoprotección contra los daños inducidos por la radiación UV. Esto puede ser debido a que los polifenoles pueden acumularse en la piel, por lo que beber té verde regularmente o tomar un suplemento de té verde podría actuar como un suplemento a la protección solar diaria.

El efecto fotoprotector del té verde se pone en evidencia por provocar una disminución dosis dependiente del eritema inducido por radiación ultravioleta. Estudios en animales demuestran que la administración oral de forma mantenida de polifenoles del té verde aumenta la dosis eritemática mínima además de reducir la fotocarcinogénesis y el fotoenvejecimiento inducidos por la radiación UVB. Estudios experimentales en ratones con cáncer cutáneo inducido por radiación UV han demostrado que la aplicación o el consumo oral de té verde posee cierto efecto en la inhibición de la carcinogénesis, evidenciado por la disminución del daño oxidativo del ADN.

En animales de experimentación, los polifenoles del té verde han demostrado tener un efecto fotoprotector actuando mediante diferentes mecanismos: antioxidante, protector del ADN celular… Su administración oral en animales de experimentación reduce el desarrollo de tumores cutáneos inducidos por la radiación UV.

Otros estudios han demostrado que los polifenoles del té verde podrían ser compuestos quimiopreventivos, usados como estrategia para reducir el riesgo de cáncer de piel inducido por la radiación UV en humanos. En ratones, han demostrado efectos quimioprotectores y parecen ser capaces de prevenir el edema cutáneo, el eritema y la peroxidación lipídica.

Ver estudio

OyetakinWhite P, Tribout H, Baron E. Protective mechanisms of green tea polyphenols in skin. Oxid Med Cell Longev. 2012;2012:560- 82.

El té es una de las bebidas más populares alrededor del mundo. Miles de millones de personas beben té y un gran número de estudios muestran que el té tiene muchos beneficios para la salud. Hay tres variedades principales de té: verde, negro, y oolong. Las tres variedades se obtienen de las hojas de la misma especie de una planta llamada Camellia sinesis. La diferencia está en cómo se procesan las hojas de té. El té verde se elabora a partir de hojas no fermentadas, mientras que el té oolong está hecho de hojas parcialmente fermentadas y el té negro está completamente fermentado.

El té verde contiene una serie de compuestos bioactivos, incluyendo la cafeína y otros alcaloides, polifenoles y vitamina K. Muchas de las propiedades de la salud del té verde se atribuyen a su contenido de polifenoles. Los polifenoles del té verde, incluyen flavonoides y catequinas, pueden reducir la formación de radicales libres en el cuerpo, protegiendo las células, las moléculas y otras estructuras de los daños.

Diversos estudios han demostrado el beneficio de los polifenoles del té verde en la fotoprotección contra los daños inducidos por la radiación UV. Esto puede ser debido a que los polifenoles pueden acumularse en la piel, por lo que beber té verde regularmente o tomar un suplemento de té verde podría actuar como un suplemento a la protección solar diaria.

El efecto fotoprotector del té verde se pone en evidencia por provocar una disminución dosis dependiente del eritema inducido por radiación ultravioleta. Estudios en animales demuestran que la administración oral de forma mantenida de polifenoles del té verde aumenta la dosis eritemática mínima además de reducir la fotocarcinogénesis y el fotoenvejecimiento inducidos por la radiación UVB. Estudios experimentales en ratones con cáncer cutáneo inducido por radiación UV han demostrado que la aplicación o el consumo oral de té verde posee cierto efecto en la inhibición de la carcinogénesis, evidenciado por la disminución del daño oxidativo del ADN.

En animales de experimentación los polifenoles del té verde han demostrado tener un efecto fotoprotector actuando mediante diferentes mecanismos: antioxidante, protector del ADN celular… Su administración oral en animales de experimentación reduce el desarrollo de tumores cutáneos inducidos por la radiación UV.

Otros estudios han demostrado que los polifenoles del té verde podrian ser compuestos quimiopreventivos, usados como estrategia para reducir el riesgo de cáncer de piel inducido por la radiación UV en humanos. En ratones, has mostraron efectos quimioprotectores y parecen ser capaces de prevenir el edema cutáneo, el eritema y la peroxidación lipídica.

Ver estudio

OyetakinWhite P, Tribout H, Baron E. Protective mechanisms of green tea polyphenols in skin. Oxid Med Cell Longev. 2012;2012:560- 82.

Vitis Vinífera

La abundancia en polifenoles y su alto contenido en proantocianidinas del extracto de uva proporcionan un gran poder antioxidante.

Ver más

Vitis vinifera también se conoce como uva de vino, uva europea y vid. Las uvas tienen un alto contenido en polifenoles y otros bioactivos en cantidades menores.

Los polifenoles son un amplio grupo de sustancias que se encuentran en las plantas y que han sido ampliamente estudiados por los efectos terapéuticos que se les otorgan. Como antioxidantes, los polifenoles, *protegen del daño de los radicales libres formados por la exposición del sol, la contaminación, y el estrés.*

Debido a los efectos beneficiosos que se le otorgan a los compuestos de la uva, se han realizado numerosos estudios clínicos que se han centrado, principalmente, en estudiar las propiedades antioxidantes que permiten proteger al cuerpo de los daños causados por el sol y las células de la piel contra el estrés oxidativo.

Varios estudios han demostrado, a través de diferentes mecanismos, que los compuestos presentes en la Vitis vinífera tienen el potencial de proteger a los melanocitos humanos de la luz ultravioleta e inhibir el daño de la piel y la melanogénesis. También se ha sugerido que estos compuestos podrían ser útiles en la atenuación de las anomalías cutáneas mediadas por el estrés oxidativo, proteger contra los efectos perjudiciales de la radiación UV y reducir las quemaduras solares.

Un estudio en ratones sugiere que la suplementación con compuestos naturales de Vitis Vinifera podría inhibir la fotocarcinogénesis en ratones a través de la inhibición de la inflamación inducida por UVB y de los mediadores de la inflamación en la piel del ratón.

Ver estudio

Katiyar SK. Proanthocyanidins from grape seeds inhibit UV-radiation-induced immune suppression in mice: detection and analysis of molecular and cellular targets. Photochem Photobiol. 2015 Jan-Feb;91(1):156-62.

Vitis vinifera también se conoce como uva de vino, uva europea y vid. Las uvas tienen un alto contenido en polifenoles y otros bioactivos en cantidades menores.

Los polifenoles son un amplio grupo de sustancias que se encuentran en las plantas y que han sido ampliamente estudiados por los efectos terapéuticos que se les otorgan. Como antioxidantes, los polifenoles, *protegen del daño de los radicales libres formados por la exposición del sol, la contaminación, y el estrés.*

Debido a los efectos beneficiosos que se le otorgan a los compuestos de la uva, se han realizado numerosos estudios clínicos que se han centrado, principalmente, en estudiar las propiedades antioxidantes que permiten proteger al cuerpo de los daños causados por el sol y las células de la piel contra el estrés oxidativo.

Varios estudios han demostrado, a través de diferentes mecanismos, que los compuestos presentes en la Vitis vinífera tienen el potencial de proteger a los melanocitos humanos de la luz ultravioleta e inhibir el daño de la piel y la melanogénesis. Tambien se ha sugerido que estos compuestos podrían ser útiles en la atenuación de las anomalias cutáneas mediadas por el estrés oxidativo, proteger contra los efectos perjudiciales de la radiación UV, y reducir las quemaduras solares.

Un estudio en ratones sugiere que la suplementación con compuestos naturales de Vitis Vinifera podría inhibir la fotocarcinogénesis en ratones a través de la inhibición de la inflamación inducida por UVB y de los mediadores de la inflamación en la piel del ratón.

Ver estudio

Katiyar SK. Proanthocyanidins from grape seeds inhibit UV-radiation-induced immune suppression in mice: detection and analysis of molecular and cellular targets. Photochem Photobiol. 2015 Jan-Feb;91(1):156-62.

Vitamina C

Es un nutriente antioxidante hidrosoluble que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Ver más

La vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico, es una vitamina esencial soluble en agua. Los seres humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, son incapaces de sintetizar la vitamina C endógenamente, por lo que es un componente esencial de la dieta.

La vitamina C es un nutriente esencial en una serie de reacciones metabólicas, incluida la síntesis de colágeno, un componente importante de la capa dérmica de la piel, y es un constituyente normal de la piel que se encuentra en altos niveles tanto en la dermis como en la epidermis. No obstante, el envejecimiento y la exposición excesiva a la luz UV o contaminantes (por ejemplo, humo de cigarrillo y ozono) provocan una disminución del contenido de vitamina C en la piel.

Algunos estudios han demostrado que la vitamina C puede proteger contra el daño inducido por los rayos UVA y UVB, corregir problemas de pigmentación y mejorar condiciones anómalas de la piel.

En dos estudios con roedores, la adición de vitamina C a la dieta redujo el tamaño y el número de neoplasmas dérmicos y tumores cutáneos inducidos por la exposición crónica a los rayos UV.

Varios estudios en humanos han mostrado que la suplementación oral con una combinación de vitamina C y vitamina E aumenta efectivamente la dosis eritemática mínima y disminuye el flujo sanguíneo inducido por eritema en áreas dañadas de la piel, sugiriendo que el consumo de ambas vitaminas podría otorgar protección frente a la radiación.

En los modelos de cultivo celular, la suplementación con vitamina C tiene muchos efectos beneficiosos en la lucha contra el fotodaño. Específicamente, se ha demostrado que la vitamina C aumenta la síntesis de proteínas de colágeno para reparar la piel dañada, aumenta la tasa de proliferación de los fibroblastos (una capacidad que disminuye con la edad) y estimula la reparación del ADN en células de la piel.

Ver estudio

Greul AK, Grundmann JU, Heinrich F, Pfitzner I, Bernhardt J, Ambach A, Biesalski HK, Gollnick H. Photoprotection of UV-irradiated human skin: an antioxidative combination of vitamins E and C, carotenoids, selenium and proanthocyanidins. Skin Pharmacol Appl Skin Physiol. 2002 Sep-Oct;15(5):307-15.

La vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico, es una vitamina esencial soluble en agua. Los seres humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, son incapaces de sintetizar la vitamina C endógenamente, por lo que es un componente esencial de la dieta.

La vitamina C es un nutriente esencial en una serie de reacciones metabólicas, incluida la síntesis de colágeno, un componente importante de la capa dérmica de la piel, y es un constituyente normal de la piel que se encuentra en altos niveles tanto en la dermis como en la epidermis. No obstante, el envejecimiento y la exposición excesiva a la luz UV o contaminantes (por ejemplo, humo de cigarrillo y ozono) provocan una disminución del contenido de vitamina C en la piel.

Algunos estudios han demostrado que la vitamina C puede proteger contra el daño inducido por los rayos UVA y UVB, corregir problemas de pigmentación y mejorar condiciones anómalas de la piel.

En dos estudios con roedores, la adición de vitamina C a la dieta redujo el tamaño y el número de neoplasmas dérmicos y tumores cutáneos inducidos por la exposición crónica a los rayos UV.

Varios estudios en humanos han mostrado que la suplementación oral con una combinación de vitamina C y vitamina E aumenta efectivamente la dosis eritemática mínima y disminuye el flujo sanguíneo inducido por eritema en áreas dañadas de la piel, sugiriendo que el consumo de ambas vitaminas podría otorgar protección frente a la radiación.

En los modelos de cultivo celular, la suplementación con vitamina C tiene muchos efectos beneficiosos en la lucha contra el fotodaño. Específicamente, se ha demostrado que la vitamina C aumenta la síntesis de proteínas de colágeno para reparar la piel dañada, aumenta la tasa de proliferación de los fibroblastos (una capacidad que disminuye con la edad) y estimula la reparación del ADN en células de la piel.

Ver estudio

Greul AK, Grundmann JU, Heinrich F, Pfitzner I, Bernhardt J, Ambach A, Biesalski HK, Gollnick H. Photoprotection of UV-irradiated human skin: an antioxidative combination of vitamins E and C, carotenoids, selenium and proanthocyanidins. Skin Pharmacol Appl Skin Physiol. 2002 Sep-Oct;15(5):307-15.

Vitamina E

Es un nutriente antioxidante liposoluble que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Ver más

La vitamina E es una vitamina soluble en grasa esencial para el organismo y actúa como agente antioxidante para ayudar a proteger los ácidos grasos.

El término vitamina E engloba 8 moléculas que se dividen en dos categorías: tocoferoles y tocotrienoles. Estas categorías se divide en: alfa (α), beta (beta), gamma (γ), y delta (δ). El α-tocoferol es el compuesto más estudiado junto con el γ-tocoferol y el γ-tocotrienol que también son objeto de investigaciones, debido a su presencia en la dieta.

Como antioxidante, la vitamina E reacciona principalmente con las especies reactivas del oxígeno. Además, la vitamina E también puede absorber la energía de la luz ultravioleta. Así, juega un papel importante en la fotoprotección, previniendo la formación de radicales libres inducidos por la radiación UV y el daño de la piel.

La vitamina E es el antioxidante lipofílico más abundante en la piel. La exposiciones a la luz UV o el ozono disminuyen el contenido de vitamina E en la piel. El papel principal de la vitamina E en la piel es prevenir el daño inducido por los radicales libres y las especies reactivas del oxígeno.

El uso de vitamina E en la prevención de los daños inducidos por la radiación UV ha sido estudiado ampliamente. Varios estudios en animales y humanos han evaluado el potencial fotoprotector de la vitamina E administrada por vía oral.

Varios estudios en ratones alimentados con vitamina E en forma de acetato de α-tocoferol mostraron una inhibición de los tumores inducidos por UV. Otro estudio en ratones encontró una reducción del daño del ADN inducido por UV con acetato de α-tocoferol dietético.

En un estudio humanos donde se administraban 400 UI/día de α-tocoferol se observó una reducción de la peroxidación lipídica inducida por la radiación UV en la piel, aunque no se observó un efecto fotoprotector total. Además, varios estudios han sugerido que la combinación de vitamina E y vitamina C puede proteger la piel del daño de la radiación UV y reducir el daño en el ADN después de la exposición a los rayos UV.

Ver estudio

Kannan S, Lim HW. Photoprotection and vitamin D: a review. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2014 Apr-Jun;30(2-3):137-45.

La vitamina E es una vitamina soluble en grasa esencial para el organismo y actua cómo agente antioxidante para ayudar a proteger los acidos grasos.

El término vitamina E engloba 8 moléculas, que se dividen en dos categorías: tocoferoles y tocotrienoles. Estas categorías se divide en: alfa (α), beta (beta), gamma (γ), y delta (δ). El α-tocoferol es la compuesto más estudiado junto con el γ-tocoferol y el γ-tocotrienol que también son objeto de investigaciones, debido a su presencia en la dieta.

Como antioxidante, la vitamina E reacciona principalmente con las especies reactivas del oxígeno. Además, la vitamina E también puede absorber la energía de la luz ultravioleta. Así, juega un papel importante en la fotoprotección, previniendo la formación de radicales libres inducidos por la radiación UV y el daño de la piel.

La Vitamina E es el antioxidante lipofilico más abundante en la piel. La exposicione a la luz UV o el ozono disminuyen el contenido de vitamina E en la piel. El papel principal de la vitamina E en la piel es prevenir el daño inducido por los radicales libres y las especies reactivas del oxígeno.

El uso de vitamina E en la prevención de los daños inducidos por la radiación UV ha sido estudiado ampliamente. Varios estudios en animales y humanos han evaluado el potencial fotoprotector de la vitamina E administrada por vía oral.

Varios estudios en ratones alimentados con Vitamina E en forma de acetato de α-tocoferol mostrarón una inhibición de los tumores inducidos por UV. Otro estudio en ratones encontró una reducción del daño del ADN inducido por UV con acetato de α-tocoferol dietético.

En un estudio humanos dónde se administraban 400 UI/día de α-tocoferol se observó una reducción dela peroxidación lipídica inducida por la radiación UV en la piel, aunque no se observó un efecto fotoprotector total. Además, varios estudios han sugerido que la combinación de vitamina E y vitamina C puede proteger la piel del daño de la radiación UV y reducir el daño en el ADN después de la exposición a los rayos UV.

Ver estudio

Kannan S, Lim HW. Photoprotection and vitamin D: a review. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2014 Apr-Jun;30(2-3):137-45.

Selenio

Es un oligoelemento esencial que desempeña una función clave en el sistema antioxidante de la piel.

Ver más

El selenio es un mineral esencial que aumenta la actividad de algunas enzimas antioxidantes cuya función biológica es conferir efectos protectores frente al daño oxidativo. En concreto, sus capacidades antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que pueden perjudicar la salud celular.

El selenio es necesario para la salud humana debido a que algunas enzimas, llamadas selenoproteínas, requieren selenio para funcionar correctamente. Estas enzimas ayudan al cuerpo a llevar a cabo algunas funciones fisiológicas básicas.

El selenio forma parte de las células de la piel como un componente de las selenoproteínas, por eso es esencial para una función celular normal.

Algunos estudios sugieren que la suplementación con selenio, tanto oral como tópica, puede proteger la piel de muchos de los efectos nocivos de la radiación UVB por un aumento de las concentraciones de proteínas antioxidantes dependientes del selenio antes de la exposición a los rayos UV, reforzando así la defensa antioxidante de la piel.

Experimentos in vitro en células humanas y animales han demostrado la eficacia del selenio en la prevención del daño inducido por la radiación solar y en su potencial para mejorar la capacidad del ADN para reparar el daño.

La investigación básica ha permitido aclarar muchos mecanismos protectores que ayudan a mitigar los daños causados por la exposición de la piel a UVB, parece que el selenio puede intervenir en varios de ellos actuando como un elemento protector. Se cree que el selenio podría proteger la piel de la radiación UV al aumentar las actividades de las enzimas antioxidantes, como la glutatión peroxidasa (GPx) y la tiorredoxina reductasa.

Ver estudio

Roberts RL, Green J, Lewis B. Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clin Dermatol. 2009 Mar-Apr;27(2):195-201.

El selenio es un mineral esencial que aumenta la actividad de algunas enzimas antioxidantes cuya función biológica es conferir efectos protectores frente al daño oxidativo. En concreto, sus capacidades antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que pueden perjudicar la salud celular.

El selenio es necesario para la salud humana debido a que algunas enzimas, llamadas selenoproteínas, requieren selenio para funcionar correctamente. Estas enzimas ayudan al cuerpo a llevar a cabo algunas funciones fisiológicas básicas.

El selenio forma parte de las células de la piel como un componente de las selenoproteínas, por eso es esencial para una función celular normal.

Algunos estudios sugieren que la suplementación con selenio, tanto oral como tópica, puede proteger la piel de muchos de los efectos nocivos de la radiación UVB por un aumento de las concentraciones de proteínas antioxidantes dependientes del selenio antes de la exposición a los rayos UV, reforzando así la defensa antioxidante de la piel.

Experimentos in vitro en células humanas y animales han demostrado la eficacia del selenio en la prevención del daño inducido por la radiación solar y en su potencial para mejorar la capacidad del ADN para reparar el daño.

La investigación básica ha permitido aclarar muchos mecanismos protectores que ayudan a mitigar los daños causados por la exposición de la piel a UVB, parece que el selenio puede intervenir en varios de ellos actuando como un elemento protector. Se cree que el selenio podría proteger la piel de la radiación UV al aumentar las actividades de las enzimas antioxidantes, como la glutatión peroxidasa (GPx) y la tiorredoxina reductasa.

Ver estudio

Roberts RL, Green J, Lewis B. Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clin Dermatol. 2009 Mar-Apr;27(2):195-201.

Luteína

Se encuentra en la parte central de la retina, que es la responsable de la visión central. Es un importante carotenoide con efecto antioxidante.

Ver más

La luteína es un carotenoide del grupo de las xantofilas. La fuente más rica de luteína es verdura de hoja verde, pero también se puede encontrar en cantidades significativas en el brócoli, el maíz y los guisantes.

La luteína es un componente importante de la retina del ojo y tiene un papel bien establecido en la salud ocular, actuando como un antioxidante y absorbiendo la luz azul.

La luteína también está presente en los compartimentos epidérmicos y dérmicos de la piel y contribuye al color de la piel.

Varios estudios clínicos que tenían como objetivo estudiar la fotoprotección han relacionado la ingesta de luteína con una mejor salud de la piel. Además en un estudio en el que se evaluarón 5 parámetros fisiológicos (lípidos superficiales, hidratación, actividad fotoprotectora, elasticidad de la piel y peroxidación lipídica de la piel) tras la administración oral se observó una mejor protección frente a la peroxidación de lípidos y actividad fotoprotectora en la piel después de la irradiación UV.

Ver estudio

Roberts RL, Green J, Lewis B. Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clin Dermatol. 2009 Mar-Apr;27(2):195-201.

La luteína es un carotenoide del grupo de las xantofilas. La fuente más rica de luteína es verdura de hoja verde, pero también se puede encontrar en cantidades significativas en el brócoli, el maíz y los guisantes.

La luteína es un componente importante de la retina del ojo y tiene un papel bien establecido en la salud ocular, actuando como un antioxidante y absorbiendo la luz azul.

La luteína también está presente en los compartimentos epidérmicos y dérmicos de la piel y contribuye al color de la piel.

Varios estudios clínicos que tenían como objetivo estudiar la fotoprotección han relacionado la ingesta de luteína con una mejor salud de la piel. Además en un estudio en el que se evaluarón 5 parámetros fisiológicos (lípidos superficiales, hidratación, actividad fotoprotectora, elasticidad de la piel y peroxidación lipídica de la piel) tras la administración oral se observó una mejor protección frente a la peroxidación de lípidos y actividad fotoprotectora en la piel después de la irradiación UV.

Ver estudio

Roberts RL, Green J, Lewis B. Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clin Dermatol. 2009 Mar-Apr;27(2):195-201.

Licopeno

Es un caroteno que se encuentra en vegetales y frutas. Posee efecto antioxidante contribuyendo al mantenimiento de la piel sana.

Ver más

El licopeno es un caroteno que se encuentra principalmente en los tomates, aunque también en otras frutas y verduras rojas.

Una vez absorbido, el licopeno circula en la sangre y se almacena principalmente en los tejidos y órganos grasos del cuerpo.

El licopeno actúa como antioxidante, por lo que ayuda a neutralizar los radicales libres formados por las reacciones químicas que se producen continuamente en el cuerpo.

Se han realizado varios ensayos de intervención para evaluar el efecto de la suplementación con licopeno en la protección de la piel. Estos estudios han concluido que el consumo de licopeno puede la resistencia a la formación de eritema, reducir las rugosidades de la piel y contribuir a la fotoprotección ya que puede absorber la luz en el rango UV. Algunos de estos estudios han demostrado beneficios fotoprotectores del licopeno solo, y también en combinación con algunos micronutrientes (vitaminas y minerales).

Ver estudio

Rizwan M, Rodriguez-Blanco I, Harbottle A, Birch-Machin MA, Watson RE, Rhodes LE. Tomato paste rich in lycopene protects against cutaneous photodamage in humans in vivo: a randomized controlled trial. Br J Dermatol. 2011 Jan;164(1):154-62.

El licopeno es un caroteno que se encuentra principalmente en los tomates, aunque también en otras frutas y verduras rojas.

Una vez absorbido, el licopeno circula en la sangre y se almacena principalmente en los tejidos y órganos grasos del cuerpo.

El licopeno actúa como antioxidante, por lo que ayuda a neutralizar los radicales libres formados por las reacciones químicas que se producen continuamente en el cuerpo.

Se han realizado varios ensayos de intervención para evaluar el efecto de la suplementación con licopeno en la protección de la piel. Estos estudios han concluido que el consumo de licopeno puede la resistencia a la formación de eritema, reducir las rugosidades de la piel y contribuir a la fotoprotección ya que puede absorber la luz en el rango UV. Algunos de estos estudios han demostrado beneficios fotoprotectores del licopeno solo, y también en combinación con algunos micronutrientes (vitaminas y minerales).

Ver estudio

Rizwan M, Rodriguez-Blanco I, Harbottle A, Birch-Machin MA, Watson RE, Rhodes LE. Tomato paste rich in lycopene protects against cutaneous photodamage in humans in vivo: a randomized controlled trial. Br J Dermatol. 2011 Jan;164(1):154-62.

Betacaroteno

Es un precursor natural de la vitamina A que contribuye al mantenimiento de la piel en condiciones normales.

Ver más

El betacaroteno, dentro del grupo de los carotenoides, pertenece a los carotenos. Igual que todos los carotenoides, es un antioxidante soluble en grasa que inhibe la oxidación de otras moléculas y protege al cuerpo de los radicales libres.

El betacaroteno es transformado en el cuerpo en vitamina A. Esta vitamina también actúa como un antioxidante, protegiendo las células contra el daño de la oxidación. El betacaroteno en sí mismo no es un nutriente esencial, pero la vitamina A sí lo es.

Varios estudios apuntan al beta-caroteno como un agente fotoprotector ya que se cree que podría inhibir reacciones fotoquímicas producidas en la piel por la exposición a los rayos UV y que implican la generación de radicales libres.

Después de la ingesta de betacaroteno, éste se absorbe en el torrente sanguíneo y se distribuye a varios órganos en todo el cuerpo, incluyendo la piel.

Varios estudios han demostrado que una ingesta elevada de carotenoides aumenta significativamente el nivel endógeno de la fotoprotección UV de la piel, reduciendo la sensibilidad al eritema inducido por los rayos UV. Además se ha observado que el consumo prolongado de betacaroteno podría ayudar a proteger contra las quemaduras solares y mejorar el enrojecimiento inducido por UV de la piel.

Ver estudio

(OyetakinWhite P, Tribout H, Baron E. Protective mechanisms of green tea polyphenols in skin. Oxid Med Cell Longev. 2012;2012:560- 82.)

El betacaroteno, dentro del grupo de los carotenoides, pertenece a los carotenos. Igual que todos los carotenoides, es un antioxidante soluble en grasa que inhibe la oxidación de otras moléculas y protege al cuerpo de los radicales libres.

El betacaroteno es transformado en el cuerpo en vitamina A. Esta vitamina también actúa como un antioxidante, protegiendo las células contra el daño de la oxidación. El betacaroteno en sí mismo no es un nutriente esencial, pero la vitamina A sí lo es.

Varios estudios apuntan al beta-caroteno como un agente fotoprotector ya que se cree que podría inhibir reacciones fotoquímicas producidas en la piel por la exposición a los rayos UV y que implican la generación de radicales libres.

Después de la ingesta de betacaroteno, éste se absorbe en el torrente sanguíneo y se distribuye a varios órganos en todo el cuerpo, incluyendo la piel.

Varios estudios han demostrado que una ingesta elevada de carotenoides aumenta significativamente el nivel endógeno de la fotoprotección UV de la piel, reduciendo la sensibilidad al eritema inducido por los rayos UV. Además se ha observado que el consumo prolongado de betacaroteno podría ayudar a proteger contra las quemaduras solares y mejorar el enrojecimiento inducido por UV de la piel.

Ver estudio

(OyetakinWhite P, Tribout H, Baron E. Protective mechanisms of green tea polyphenols in skin. Oxid Med Cell Longev. 2012;2012:560- 82.)

Vitamina D

Es un nutriente liposoluble que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Ver más

La vitamina D es una vitamina esencial soluble en grasa necesaria para la absorción del calcio y el desarrollo óseo, el funcionamiento normal del sistema inmune y el control del crecimiento celular.

La exposición a la luz solar es la principal fuente de vitamina D, ya que la radiación solar ultravioleta-B estimula la producción de vitamina D en la epidermis de la piel. No obstante, existen fuentes alimenticias de vitamina D cómo el pescado y los huevos. La suplementación con vitamina D se asocia con una amplia gama de beneficios.

Además, durante una exposición solar prolongada se recomienda tomar alimentos ricos en vitamina D o suplementos de vitamina D para mantener los niveles séricos adecuados.

Algunos estudios, principalmente estudios in vitro y estudios con ratones, han mostrado que la vitamina D puede exhibir efectos fotoprotectores.

Ver estudio

(Kannan S, Lim HW. Photoprotection and vitamin D: a review. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2014 Apr-Jun;30(2-3):137-45.)


La vitamina D es una vitamina esencial soluble en grasa necesaria para la absorción del calcio y el desarrollo osea, el funcionamiento normal del sistema inmune y el control del crecimiento celular.

La exposición a la luz solar es la principal fuente de vitamina D, ya que la radiación solar ultravioleta-B estimula la producción de vitamina D en la epidermis de la piel. No obstante, existen fuentes alimenticias de vitamina D cómo el pescado y los huevos. La suplementación con vitamina D se asocia con una amplia gama de beneficios.

Además, durante una exposición solar prolongada se recomienda tomar alimentos ricos en vitamina D o suplementos de vitamina D para mantener los niveles séricos adecuados.

Algunos estudios, principalmente estudios in vitro y estudios con ratones, han mostrado que la vitamina D puede exhibir efectos fotoprotectores.

Ver estudio

(Kannan S, Lim HW. Photoprotection and vitamin D: a review. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2014 Apr-Jun;30(2-3):137-45.)


Únete a LOVE ISDIN

Descubre y prueba las últimas novedades en primicia, participa en eventos y experiencias exclusivas y recibe consejos personalizados de nuestros expertos de la piel.

¡ME APUNTO!

www.isdin.com Utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra POLÍTICA DE COOKIES